Nanotecnología y durabilidad

 

Mejorarán propiedades como durabilidad y resistencia a los rayos ultravioleta

Por Dr. Róger Moya y Ana Lucrecia Rodriguez

A

Maderas más durables, más reforzadas y protegidas de los rayos ultravioletas con la aplicación de la nanotecnología es el campo de trabajo de algunos investigadores en Costa Rica. Un proyecto desarrollado por la Escuela de Ingeniería Forestal del Tecnológico de Costa Rica (TEC) pretende lograr estas características a través de este campo. Según explicó el coordinador del Proyecto, Dr. Róger Moya, para aumentar la durabilidad ante el ataque de insectos y hongos, se utilizarán nanopartículas de plata. Para el caso del reforzamiento de la madera, se usarán adhesivos de nanotubos y nanoarcilla.

 

En tanto que en los acabados que se aplican a la madera, principalmente contra la radiación ultravioleta, se agregan  nanopartículas de óxido de titanio.

 

La ventaja –señaló Moya- es agregar pocas cantidades de estas nanopartículas en la madera y lograr mejorar las propiedades de la madera en contraposición a lo que ya se vende en el mercado.

B

“Si un preservante convencional para la madera necesita 12 kilogramos por metro cúbico, con nanopartículas son solo de 25 a 30 gramos por metro cúbico”, explicó el experto.

 

La ingeniera química, investigadora del proyecto también, Ana Lucrecia Rodríguez, mencionó que lo que se desea es adaptar el sistema actual, es decir con el equipo existente en las industrias, para implementar la nanotecnología en  usos de la madera. Por ejemplo, mejorar la tradicional cola blanca (adhesivo de polivinilo acetato) al agregarle nanopartículas.

 

Solo en aplicación

 

Esta investigación del TEC se basa en la aplicación, por lo tanto no se  trabaja en síntesis, es decir, en la producción de las nanopartículas. Moya indicó en que la investigación es sobre cómo aplicar y no cómo hacer las nanopartículas. Estas nanopartículas se comprarán y se adaptan a los productos en Costa Rica.

 

Cada una de ellas tiene un fin específico. La plata es fungicida, los nanotubos y la nanoarcilla mejoran la estructura y el óxido de titanio para la radiación solar. La idea es hacerlo con la menor cantidad posible de ellas y con la mejora en las propiedades, señaló Rodríguez.

 

El TEC es el único en el país y junto con Brasil a nivel de América Latina, líderes en la aplicación de este tipo de nanopartículas.

 

El proyecto tiene el proceso ha sido de exploración para determinar qué nanopartículas se pueden usar. El segundo etapa contempla investigación básica y para el tercero, se  proyecta adaptarlos a los procesos  a nivel industrial.

Moya aseveró que se probarán ocho especies forestales de Costa Rica. Tres de plantación: melina, teca y acacia; tres usadas en mueblería: cedro (Cedrela odorata), laurel (Cordia alliodora) y caobilla (Carapa guianensis) y dos de bosque secundario con mucho potencial en el futuro: balsa (Ochroma pyramidalis)y botarrama (Vochysia ferrugia). Actualmente se analiza la cuarta especie.