Los autoclaves Olmar ATM están especialmente diseñados para dar respuesta a las necesidades de la industria maderera y desarrollar ciclos de impregnación y tratamiento del material con el objetivo de mejorar sus propiedades y alargar su vida útil.

Estos autoclaves son utilizados para mejorar las prestaciones de la madera, principalmente mediante la impregnación con compuestos de sales inorgánicas (en su mayoría óxidos de cobre, cromo y arsénico), sustancias orgánicas de estabilización y otros impregnantes naturales. Gracias al efecto de estas sustancias se consigue alargar la vida de la madera y mejorar sus prestaciones, suponiendo este método una notable mejora respecto a otros utilizados antiguamente (tratamientos superficiales, productos exteriores protectores, repelentes al agua e incluso ignífugos) que, por su menor penetración en el interior del producto, han quedado en desuso.

El software de control Olmar OCS que incorporan los autoclaves Olmar ATM permite realizar ciclos preestablecidos de vacío y presión, gracias a los cuales es posible que los impregnantes lleguen hasta el núcleo del material y se unifiquen totalmente con el producto, consiguiendo un resultado óptimo y ofreciendo mejores prestaciones al cliente final.