Por AITIM

Los xilófagos, que son pequeños insectos que se alimentan de la madera, son muy difíciles de localizar, tanto por su minúsculo tamaño como por el modo en el que actúan, comiéndose la madera desde el interior.

Rentokil Initial está llevando a cabo un tratamiento preventivo antixilófagos en las maderas de la Iglesia de San Marcos, en el Parador de Turismo de León, este tratamiento se está llevando a cabo dentro de un proyecto de rehabilitación mucho más amplio en el que participa la empresa Ancodarq, S.L

Los llamadoinsectos de la madera han ocasionado daños en varias de las vigas del templo.

El tratamiento que se está aplicando, por los técnicos de Rentokil, consiste en distintas fases. Una primera en la que se está realizando un tratamiento por impregnación en superficie de aquellas maderas con daños leves o de profundidad media mediante una pulverización denominada air-less. Se trata de un insecticida fungicida, con un elevado poder de penetración. Este material se aplicará en las piezas de madera vistas (738,27 m2), desprovistas de capa pictórica.

En una segunda fase se procederá a realizar un tratamiento denominado curativo preventivo contra los xilófagos. En esta ocasión se utilizarán válvulas de retención y con posterioridad se procederá a la inyección del insecticida. Un total de 216 metros lineales de madera recibieran este tratamiento en el que se emplearán 650 inyectores.

Antes de realizar los tratamientos descritos, los técnicos de Rentokil Initial han tenido que limpiar las zonas de madera ya afectadas por hongos o insectos. Por ello, se sometieron a un proceso de saneamiento mediante azuelado,-se trabaja con azuelas, herramienta similar a un hacha, de ahí el nombre de azuelado-, con la finalidad de dejar solo la madera útil que pueda recibir el tratamiento.

Y es que lo xilófagos no respetan tradición o cultura. Para ellos las vigas de madera son una fuente inagotable de alimentación y un entorno ideal donde reproducirse y alimentar a sus larvas.

No es difícil luchar contra las plagas si se cuenta con los medios necesarios a tiempo. De ahí la importancia de observar y acudir a profesionales en este tipo de tratamientos ante el menor síntoma de infestación. No se trata sólo de controlar a unos huéspedes incómodos, sino de cuidar nuestro bienestar, ya que muchas de las plagas pueden provocar consecuencias dañinas sobre la salud, concluye Jacinto Díez, director de Comunicación de Rentokil Initial España, al remarcar que el cuidado de la salud para mejorar la calidad de vida de la sociedad a través de la prevención de plagas, junto a otros servicios de Higiene Ambiental, es el pilar fundamental de los tratamientos que provee la compañía.