Pasarela de madera en Hendaia

 

Por Esinal Ediciones

 

Desde hace tres semanas la vecina ciudad de Irun, Hendaia presume de una pasarela sobre el río Bidasoa, ideada para paseantes y ciclistas. 352 pilares sostienen la estructura de madera, que tiene 880 metros de longitud y cuatro de ancho, con prioridad para los peatones sobre los ciclistas. La pasarela pasa por debajo de los tres puentes internacionales y en breve los que vayan por el peatonal podrán acceder a ella por un ascensor que se está construyendo.14012202vuelta

La nueva sección, que alcanza en total un kilómetro, ha costado 2,4 millones de euros, costeados con fondos de la Comunidad Europea (65%), Consejo Regional de Aquitania (7’5%), Consejo General de los Pirineos Atlánticos (7’5%) y Ayuntamiento de Hendaia (20%).

La principal virtud de esta pasarela, además de poder evitar la carretera muy transitada por automóviles y camiones, es que sirve para unir otros dos tramos de paseo-bidegorri ya existentes, lo que supone que casi toda la costa de Hendaia se puede recorrer a pie o en bicicleta. Son cerca de diez kilómetros por la orilla del río y del mar.

El objetivo del consistorio es completar todo su litoral, para lo que solo queda un tramo de unos doscientos metros, cerca del puerto Caneta. Más complicada parece la intención de unir Hendaia con Irun y Hondarribia, aunque el Consorcio Transfronterizo Bidasoa-Txingudi no descarta este plan. Mientras tanto, los bidasotarras de este lado podrán disfrutar de esta pasarela construida con suelo de madera.

Siete años de gestación

La idea de prolongar el ‘Chemin de la baie’ (camino de la bahía) no es nueva. De hecho, el Ayuntamiento de Hendaia ha peleado en los últimos siete años por poder construir la pasarela. Los permisos pertinentes llegaron en mayo de 2013, acompañados además de fecha límite con el fin de año, debido a las ayudas que llegaban desde Bruselas.14012201Pasarela

Los trabajos se llevaron a cabo desde agosto a mediados de diciembre y la pasarela quedó inaugurada oficialmente.

El alcalde  hizo hincapié en que «este proyecto ya estaba en marcha desde hace unos años. Ha costado mucho tiempo poder sacarlo adelante, pero ahora lo podemos disfrutar». El ‘Chemin de la baie’ forma parte del Vélodyssée (1.400 kilómetros desde Hendaia hasta Bretaña) y del EuroVélo n°1, que va desde Noruega hasta Portugal

Una pasarela que ha tenido un coste de más de 2 millones de euros y se ha construido en apenas cuatro meses. Las obras arrancaron el pasado mes de agosto y han contado con una buena parte de su financiación a cargo de fondos europeos, al estar incluido este tramo dentro de la red de vías ciclables Eurovélo.

Este nuevo tramo de bidegorri y paseo al borde del río tiene otra virtud, que es la de completar el recorrido en bicicleta por toda la ciudad de Hendaia. De esta forma, desde ya mismo, es posible recorrer todo el municipio en bicicleta, desde su entrada viniendo desde la costa 14012229volviendopor la carretera de La Corniche, pasando por toda la playa de Ondarraitz, el puerto deportivo de Sokuburu, el viejo puerto de Kaneta y la estación de tren; desde donde, ahora, se puede continuar, por fin con total seguridad, hacia la frontera de Santiago y desde ahí hasta Joncaux-Intzura a la muga de Pausu-Behobie.

Un recorrido continuo y con espectaculares vistas de nada menos que 13 kilómetros de longitud.

Una maravilla de pasarela muy envidiada

“La pasarela es simplemente impresionante, espectacular”, dicen casi al unísono Damián Martín, de 70 años, y su mujer, Mari Cruz Serrano, de 66 años. Esta pareja de jubilados irundarras sale a pasear por Hendaia “prácticamente todos los días”, señalan que este nuevo tramo de paseo les ha descubierto “una perspectiva de Hendaia y del río Bidasoa que hasta ahora no era posible ver, preciosa”.

Martín y Serrano han observado estas últimas semanas, desde que la pasarela se abrió al público, “hay muchísima gente que anda por ella” y que todo el mundo parece estar “encantado con el resultado de esta obra”.

Estos dos irundarras no pueden dejar de mirar “con sana envidia” el proyecto ejecutado en Hendaia, que ha supuesto14012206vista siete años de gestiones del Consistorio ante las distintas administraciones del otro lado del Bidasoa, que debían dar su visto bueno para poder llevarlo a cabo. “No sabíamos que hubiera sido así, pero desde luego, ha merecido la pena y me preguntó cuánto costará que a este lado de la muga nos pongamos de acuerdo para hacer algo así. Cualquiera hubiera dicho que hacer esta pasarela en Hendaia era algo imposible, pero mira, ya la tienen hecha”, concluye Damián Martín.

Por su parte, Inaxi Aranburu, irunesa de 65 años, afirma que todavía no ha bajado a pasear por la nueva pasarela, que “tiene una pinta estupenda; va a ser un paseo precioso en bicicleta o a pie”.

A su juicio, ya es hora de que a este lado de la muga se trabaje “desde ya, en la conexión de todos los tramos de Irun con los tramos de Hendaia y para llevar el bidegorri hasta Hondarribia”, algo que ve, a día de hoy, “bastante complicado, pero no debería ser imposible”.